inauguramos nuestra nueva Sala de Directorio en el Centro Unión Israelita. El espacio fue creado a la memoria bendita de Amelia Lamisovsky de Barujel gracias al aporte de su marido, José Barujel.


Antes de la ceremonia de Kabalat Shabat, gran parte de las familias Lamisovsky y Barujel, y sus amigos se reunieron en el segundo piso del CUI junto a nuestro rabino Marcelo Polakoff y a integrantes de la Comisión Directiva para proceder a la inauguración oficial.

   Marcelo pronunció la oración “El male rajamim”, destinada a honrar el nombre de aquellos que ya no nos acompañan físicamente, y luego se procedió a la colocación de las mezuzot en cada una de las entradas de la sala. Participaron de este momento todos los familiares de José y Amelia (z`l) que allí estaban presentes.
Luego, se descubrió la placa que se ubica en el ingreso, y se abrieron las puertas para que todos ingresen y se acomoden alrededor de la mesa central.
Una vez dentro del confortable y moderno salón, decorado con una gigantografía del Kotel, muchas palabras emocionantes recorrieron el ambiente.
Primero, se expresó el presidente del Centro Unión Israelita, Dr. Herberto Reisin; “En esta sala tomamos cada semana decisiones muy importantes, y seguramente a partir de ahora, la memoria de Amelia nos guiará para realizarlo de la manera correcta”, dijo.

     
Ernesto B. Teicher, ex presidente de DAIA Filial Córdoba, también tomó la palabra para recordar a Amelia y expresar su alegría por la construcción del nuevo espacio y el proyecto que apoyó la familia.
El momento más emocionante fue cuando habló José, quien, entre lágrimas, agradeció a los presentes y al Centro Unión Israelita, y recordó a su querida esposa: “Si ella hubiera estado presente, por su humildad no habría querido que la nombren, así que perdoname Amelia, pero esta vez voy a llevarte la contra y te voy a nombrar”, expresó emocionado.


Un brindis con bocaditos deliciosos acompañaron el momento, pero ya no quedaba tiempo para más. Las estrellas se  empezaban a asomar, y el Shabat estaba ingresando también en la sala…
Al finalizar la tefilá del Kabalat Shabat, nuestro rabino invitó a la kehilá presente a que presenciaran la apertura formal de la cinta a cargo de José Barujel y Hugo Waitman, y seguidamente a recorrer los espacios de esta nueva sala, lo que mucha gente hizo gustosa. Además, el coro de Iamim Noraim cantó a capella “Ierushalaim shel Zahav” para cerrar de manera emocionante esta inauguración.


Como es el deseo de todos, ojalá esta maravilla arquitectónica que hoy enorgullece y embellece a la kehilá sea un espacio provechoso para el desarrollo de la institución.